Formación

La formación en seguridad vial es un elemento clave para reducir la siniestralidad en carretera. En este sentido, la Fundación Línea Directa apuesta por la educación vial como herramienta para fomentar buenas prácticas que reduzcan los errores humanos en la conducción, fallos que están detrás de entre el 70% y el 90% de los accidentes de tráfico con víctimas.

Dentro de esta línea de actuación, la Fundación cuenta con diversas iniciativas cuyo denominador común es mejorar la cultura vial en nuestra sociedad.

Cursos de conducción segura

La Fundación Línea Directa ha desarrollado el 'Curso de Destreza en la Conducción', una formación cuidadosamente diseñada para que cualquier conductor pueda realizarla, siendo su finalidad corregir y desarrollar técnicas que permitan a los participantes enfrentarse a situaciones difíciles que pueden darse en la carretera.

Aprende con Nosotros

'Aprende con Nosotros' es una plataforma online donde se ofrece, de forma gratuita, formación en seguridad vial. A través de una sencilla herramienta, los usuarios pueden ampliar sus conocimientos en materias muy concretas relacionadas con distintos aspectos de la conducción.

 

1.- TÉCNICAS DE CONDUCCIÓN EN SITUACIONES DE RIESGO

 

2.- ESTRÉS EN LA CONDUCCIÓN

 

3.- CONDUCCIÓN EN CONDICIONES CLIMATOLÓGICAS ADVERSAS

 

4.- ADELANTAMIENTO EN CARRETERAS CONVENCIONALES

 

5.- CIRCULAR POR UNA ROTONDA

 

TEST FINAL

'Estas Navidades, ni una gota de alcohol al volante'

Con el objetivo de concienciar a los conductores sobre los riesgos de ir al volante bajo los efectos del alcohol, la Fundación Línea Directa, Cepsa y AESLEME (Asociación para el estudio de la Lesión Medular Espinal) pusieron en marcha la campaña navideña 'Estas Navidades, ni una gota de alcohol al volante'.

A través de esta iniciativa, que obtuvo una importante repercusión mediática, voluntarios de AESLEME, lesionados medulares por accidente de tráfico, repartieron un total de 5.000 alcoholímetros entre los conductores que repostaban en las estaciones de servicio de Cepsa de varias ciudades españolas. Además, los voluntarios se encargaron de informar a los conductores de los peligros a los que se exponen al cometer imprudencias al volante como beber alcohol. De hecho se estima que conducir bajo los efectos del alcohol es responsable de entre el 30% y el 50% de los accidentes con víctimas mortales y del 15% al 35% de los que causan lesiones graves.